Golf es un juego de dos partes; Habilidad técnica y Habilidad para jugar.     

Pero ninguna de las partes funciona si no piensas correctamente.

 

Habilidad técnica:

Se aprende en el campo de prácticas. La mejor forma, es comenzar con una clase o un curso con el profesional, en el establecimiento de golf más cercano. Se debe leer cuanto se pueda y hacer preguntas. Tener en mente que cada parcela de información, debe de ser pensada, practicada, analizada y guardada.

Con el correcto conocimiento y aplicación de buenas practicas en los principios del swing, es más fácil progresar a un nivel razonable de juego, en el que te diviertas jugando y hagas ejercicio sin perjudicar tu salud. Es por esto que necesitas disciplina mental y física para adoptar la postura correcta cada vez que juegas una bola.

Cuando jugamos al golf estamos pensando en si el palo es el adecuado, la cabeza del mismo está colocada perpendicular al objetivo, el ‘grip’, la postura adecuada, si estamos a la distancia correcta de la bola para empezar con el giro de los hombros etc. Podemos llegar al punto en que tenemos tanta información en la cabeza, que no recordemos que estamos haciendo. Esto es “parálisis por análisis”, estamos pensando en tantas cosas a la vez, que somos incapaces de pensar en el objetivo.

Tenemos que recordar que toda esta práctica de la técnica es para jugar al golf,  es fácil olvidarnos que debemos pensar en lo que queremos hacer, que es jugar la bola al blanco elegido y no pensar en la técnica.

El swing en golf debe practicarse lo suficiente, como para permitirnos hacerlo en un solo movimiento.


El swing de golf técnico.

 

La subida hacia atrás (el backswing): el giro de los hombros hacia atrás genera torsión en los músculos del cuerpo al mismo tiempo es la colocación del palo en preparación para la rotación hacia adelante. Es el movimiento hacia adelante (forward swing) el que suelta la potencia acumulada en el cuerpo, coordinado con el movimiento de las muñecas que acelera la cabeza del palo hasta el finish del swing, todo controlado por la rotación del cuerpo sobre el pie delantero. El (forward swing) movimiento hacia delante de la cabeza del palo hasta el finish es el que controla la línea de salida de la bola y el efecto sobre  ella.

La subida (backswing) no es tan importante como el swing hacia adelante. Es la eficacia del forward swing lo que permite que el jugador combine la potencia con la precisión del tiro.

 https://youtu.be/670Bq7PoiM0

Habilidad de jugar: 

La mejor forma de aprender es tomando lecciones de juego en el campo con el profesional y jugando en el campo tan a menudo como sea posible. Jugando con otros jugadores siempre puedes aprender algo, en particular si tienen un nivel más alto.

Golf es un juego en el cual el buen golfista es una persona que tiene la habilidad de auto control sobre movimientos naturales, pero hechos en un orden anti-natural.

¡Todos los pensamientos deben quedarse en casa o en el campo de prácticas! ahora estás en el campo de golf, listo para jugar cada tiro con tu mejor habilidad.

En golf es posible pensar demasiado, con lo cual llega a ser casi imposible jugar, porque demasiados pensamientos en la cabeza, pueden inhibir los movimientos del cuerpo.

Jugando cada tiro con: Una intención – Un pensamiento – Una acción.

 

Swing haciendo un tiro.

 

El swing de golf es un movimiento completo desde el principio hasta el final, desde atrás hacia adelante, haciendo el movimiento hacia atrás pensando en el tiro que has decidido previamente.

Es la cabeza del palo quien golpea la bola en su camino hacia adelante, desde el final de la subida hasta el finish del movimiento y la bola se juega hacia delante.

¡Para jugar un buen tiro con una bola de golf, tú no golpeas la bola, la cabeza del palo golpea la bola, tú haces el swing con la cabeza del palo!

Recuerda: que cuando uno está en el campo de golf, cada jugador está jugando el mismo campo, bajo las mismas reglas, por lo tanto es necesario y muy importante tener buen conocimiento de dichas reglas, etiqueta del juego, habilidad suficiente y capacidad de jugar con buen ritmo, sobre todo si salimos en horario de máxima aglomeración.

No es tan importante el nivel de juego, sino la forma en que se juega.

Cuando llevemos jugando algún tiempo, es importante volver a tu profesor para un repaso, no solamente del swing sino la forma de jugar en el campo, porque hay formas de ahorrar golpes en el juego, y mejorar tu habilidad.

Cada jugador tiene su propio nivel de juego su ‘handicap’, éste refleja tus habilidades normales de juego en el campo.

El sistema de handicap permite que, cada persona pueda competir con cualquier otro jugador en el mismo campo.

El reto de cada golfista debería ser jugar con su mejor habilidad, hasta conseguir el handicap más bajo posible y que el próximo tiro sea el mejor.

https://youtu.be/qeLxmsm978U

 

Disfruta jugando,

Tom McCowan PGA España.

9 + 4 =